PENSAMIENTO ECONÓMICO CLASICO: La época clásica de la economía política

Según las normas neoclásicas, todavía respetadas aun que con algunas excepciones, en la historiagrafía del pensamiento económico la época clásica de la economía política coincide con el período que discurre desde la mitad del silo XVIII hasta 1870, comprendiendo el ocaso del mercantilismo y finalizando con la aparición de la teoría marginalista. Esta periodización supone una de la hipótesis de continuidad y de progresividad de la ciencia económica: los clásicos serían simplemente aquellos autores que existían antes de los neoclásicos, quienes habrían salvado su obra corrigiendo sus aspectos no cientificos (aquellos no generalizables) mediante principios y técnicas presumiblemente capaces de garantizar al mismo tiempo el rigor y el vigor del análisis.


Para otros si existe una contraposición entre clásicos y neoclásicos, que puede reducirse a una diferencia metodológica: el trabajo de los economistas clásicos (de Smith a Ricardo) se relacionaría exclusivamente con aquellas propiedades del sistema económico que son independientes de las variaciones en el volumen de la producción y en las proporciones entre los factores utilizados, mientras que la teoría marginalista exige que se centre la atención en la transformación, por que en ausencia de esta, ya sea en las dimensiones de una industria o en las "proporciones entre los factores de la industria";, no se puede existir ni el producto marginal ni el coste marginal (Sraffa): y estos son los conceptos centrales y necesarios de dicha teoría.


Sin embargo, ninguna definición de los clásicos que asuma el paradigma neoclásico en términos de una comparación (aunque sea negativa) es esaustiva, porque la grandeza de la economía política clásica reside precisamente en su irreductibilidad a paradigma. Esta característica de inefavilidad es inveitablemente censurada en cualquier reconstrucción de índoles lógico-formal y solamente puede ser recuperada mediante un criterio histórico-político. Sólo si se invierte la perspectiva, volviendo la atención a la naturaleza misma de la economía política, a su objeto y a sus objetivos, es posible explicar completamente la riqueza de los clásicos y, eventualmente, la miseria de los no clásicos.


Desde esta perspectiva, todavía resuena elocuentemente la definición de Marx:


"Por economía política clásica entiendo todos los estudios económicos, desde W. Petty en adelante, lo cuales has examinado el nexo interno de las relaciones busguesas de producción, en contraste con la economía vulgar; esta última se mueve sólo alrededor del nexo aparente, tornando siempre a rumiar el material producido desde mucho antes por la economía científica, con el fin de hacer compresibles, de una manera plausible, los llamados fenómenos más importantes, para responder a las necesidades cotidianas de los burgueses: en lo además se limita a reordenar y proclamar como pedantes verdades eterna las banales y complacientes ideas de los agentes de producción burguesas sobre su propio mundo, como el mejor de los mundos posibles."

0 comentarios:

domingo, 8 de mayo de 2011

PENSAMIENTO ECONÓMICO CLASICO: La época clásica de la economía política

Según las normas neoclásicas, todavía respetadas aun que con algunas excepciones, en la historiagrafía del pensamiento económico la época clásica de la economía política coincide con el período que discurre desde la mitad del silo XVIII hasta 1870, comprendiendo el ocaso del mercantilismo y finalizando con la aparición de la teoría marginalista. Esta periodización supone una de la hipótesis de continuidad y de progresividad de la ciencia económica: los clásicos serían simplemente aquellos autores que existían antes de los neoclásicos, quienes habrían salvado su obra corrigiendo sus aspectos no cientificos (aquellos no generalizables) mediante principios y técnicas presumiblemente capaces de garantizar al mismo tiempo el rigor y el vigor del análisis.


Para otros si existe una contraposición entre clásicos y neoclásicos, que puede reducirse a una diferencia metodológica: el trabajo de los economistas clásicos (de Smith a Ricardo) se relacionaría exclusivamente con aquellas propiedades del sistema económico que son independientes de las variaciones en el volumen de la producción y en las proporciones entre los factores utilizados, mientras que la teoría marginalista exige que se centre la atención en la transformación, por que en ausencia de esta, ya sea en las dimensiones de una industria o en las "proporciones entre los factores de la industria";, no se puede existir ni el producto marginal ni el coste marginal (Sraffa): y estos son los conceptos centrales y necesarios de dicha teoría.


Sin embargo, ninguna definición de los clásicos que asuma el paradigma neoclásico en términos de una comparación (aunque sea negativa) es esaustiva, porque la grandeza de la economía política clásica reside precisamente en su irreductibilidad a paradigma. Esta característica de inefavilidad es inveitablemente censurada en cualquier reconstrucción de índoles lógico-formal y solamente puede ser recuperada mediante un criterio histórico-político. Sólo si se invierte la perspectiva, volviendo la atención a la naturaleza misma de la economía política, a su objeto y a sus objetivos, es posible explicar completamente la riqueza de los clásicos y, eventualmente, la miseria de los no clásicos.


Desde esta perspectiva, todavía resuena elocuentemente la definición de Marx:


"Por economía política clásica entiendo todos los estudios económicos, desde W. Petty en adelante, lo cuales has examinado el nexo interno de las relaciones busguesas de producción, en contraste con la economía vulgar; esta última se mueve sólo alrededor del nexo aparente, tornando siempre a rumiar el material producido desde mucho antes por la economía científica, con el fin de hacer compresibles, de una manera plausible, los llamados fenómenos más importantes, para responder a las necesidades cotidianas de los burgueses: en lo además se limita a reordenar y proclamar como pedantes verdades eterna las banales y complacientes ideas de los agentes de producción burguesas sobre su propio mundo, como el mejor de los mundos posibles."

0 comentarios:

Con la tecnología de Blogger.

Copyright © / ECONOMIA

Template by : Urang-kurai / powered by :blogger